«Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”. Gen 1:28″»

Nos estamos preparando para la más grande y asombrosa cosecha, Dios nos llamó a fructificar, a multiplicarnos y a prepararnos para este tiempo.

Aunque el mundo se detuvo y los templos se cerraron, durante los últimos meses, hemos buscado a Dios intensamente. Hemos sido quebrantados y humillados; pero a través de la oración y de esa búsqueda de su Palabra, comenzaron a manifestarse esos frutos de arrepentimiento y del Espíritu Santo en nuestro corazón.

Pastores César y Emma Castellanos

CONFERENCISTAS

ACTUALIDAD

VISIÓN POLÍTICA

MinInterior presentó campaña para prevenir la trata de personas. Prosperidad Social inicia entrega del cuarto pago de Ingreso Solidario a 2,5 millones de familias. Congreso aumenta de una a ocho [...]

ESCUCHA TAMBIEN

SIGUENOS EN REDES