Respirar habla de las promesas de Dios; esta canción nace de la promesa de sanidad que Dios le dio a la mamá de Juan Botello, quien estaba sufriendo de una enfermedad que médicamente no tiene cura, en una de sus crisis en la sala de urgencias le pidió el favor a su hijo de que le llevará las promesas escritas que Dios le había regalado durante el proceso de esta enfermedad y sus palabras exactas fueron: “Tráemelas que necesito respirar”.
 
Cuando la prueba llega y toca tu vida y no hay solución; cuando el desierto te empieza a secar y sientes que no tienes aliento para seguir; es ahí cuando las promesas de Dios se vuelven ese tanque de oxígeno que te permiten Respirar, tomar fuerzas y seguir caminando con la certeza de que lo que Él te dijo se va a cumplir.
 
El video fue grabado a las afueras de Bogotá en el estudio de grabación “Altar Audio”, allí encontramos un lugar cerrado con mucha madera, un piano de cola hermoso y donde también disfrutamos de un paisaje lleno de montañas, este ambiente representa esa tranquilidad y armonía que brinda el poder confiar plenamente en Dios y saber que Él es nuestro aliento de vida. Todo esto lo podemos apreciar en el video en donde contamos con la participación de nuestro buen amigo Kike Pavón.
Recent Posts